¿Estas listas para dar el primer paso?
Todo experto fue alguna vez un principiante

Un emprendedor es aquel que tiene la capacidad de encontrar una oportunidad de negocios y, sobre todo de hacerla realidad. Si ya tienes en mente la empresa de tus sueños, ¡evita equivocaciones! Antes de dar el primer paso, analiza si tu propuesta tiene futuro y prepárate para superar los desafíos que te esperan.

Estudia el mercado. Éste es uno de los primeros pasos que necesitas dar. ¿La razón? Tendrás un conocimiento real de lo que existe y de lo que necesita el mercado.

Comienza investigando las distintas necesidades que tiene la gente a tu alrededor. Toma en cuenta que muchas de éstas no están completamente satisfechas y, por lo tanto, representan una oportunidad de negocios.

Revisa qué productos o servicios no se ofrecen ahí y si la idea que tienes en mente aplica, no dudes en poner manos a la obra. ¿Cómo hacerlo? Es más sencillo de lo que crees: basta con escuchar a tus clientes potenciales. La gente siempre habla de lo que no hay o de las deficiencias de un producto o servicio.

Detecta las necesidades de tus clientes. Toma como ejemplo a las guarderías. Posiblemente existan en la zona donde quieras abrir un negocio, sin embargo, el horario o las malas instalaciones pueden ser las causas de quejas por parte de los padres.

Entrevista, de manera informal, a las madres para que conozcas puntos básicos que te llevarán a tomar la decisión. ¿Cuántas clientas hay?, ¿Cuántos bebés?, ¿Qué horario sería el más indicado para ellas?, ¿Cuál es la colegiatura que pagan en la actual guardería? y ¿Qué tipo de carencias tiene la más cercana?

En pocas palabras, ¿Qué es lo que les gustaría para estar satisfechas? Claro, debes adaptar tus preguntas según el giro del negocio que tengas en mente.

 


Como conseguir Perder el miedo a emprender
Sólo aquellos que se atreven a tener grandes fracasos terminan consiguiendo grandes éxitos